Cuando los ladrillos caen

[Advertencia; el escritor no sabe discenir entre realidad y fantasía]

Cuando los ladrillos caen de madrugada, y vuelve el hombre a correr libre…

¿Cómo se siente volver a lo mas simple?
¿Cómo retumba el pecho en gozo, cuando de nuevo vemos el Sol?

¡Qué bello! Digo yo; al ver tales nubes de nuevo en el cielo cristalino…
Los rayos del alba se posan en la piel de quien no sintió el viento veraniego, y lo llenan de nuevas fuerzas frescas, fuerzas que había olvidado.

Y que emoción lanzar un “te quiero” al cielo, como vibra el mundo al ver tan digno de sentimiento; recuerdo, e imagino como la nieve se hubiera vuelto cálida con tal expresión.

Es tal como recordaba; idéntico.
Una motivación distinta, tal vez sincera. Eso de sentir tu mirar cada vez que puedo y cada vez que logro vencer estos muros de concreto que borran mi ser.

Al verte de nuevo en los campos de trigo, recuerdo como eran las cosas antes de los muros.
Recuerdo las tardes juntos, los joviales atardeceres, que inocentes, me impregnaron de tu aroma por siempre.

Y ya no se de que otra forma clamar alegría mientras agito mis puños; sino en tus labios dulces,
sino en tus dunas de seda que te conforman, o hermosa mía…

¿Qué más hacer?
¿Qué más hacer cuando los ladrillos han caído?

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: