La verdad se desliza suave

En mis dedos nerviosos, en mi mente inquieta,
cuando sin saber digo lo que diría el corazón herido,
la verdad se desliza sutilmente, buscando tu pecho
y tu abrigo, para el amante vagabundo.

Y es porque los caminos tejen de nuevo,
queriendo divertirse, nos acercan meticulosamente,
sin saber que, el que era, se perdió en el pasado,
pero ahora es cuando te busco de nuevo entre la lluvia fría…

Las gotas que nunca olvide, esparciendose en las mejillas
de quien hablaba con el corazón; de quien caía,
de quien si creia en la ilusión
de lo que no podía tomar con sus manos;
esas gotas acariciaron la verdad,
que eran las mismas lágrimas de lo solitario.

En guantes rotos la verdad puede verse abrir
sus esplendorosas alas rojas.
Y no se negar lo evidente,
que es cuando no soy yo quien se expresa,
sino mi propia sangre, que decir…

Pues danzan alegres las dudas que me hicieron vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: