Manifiesto Final del prisionero mental

Siendo este el último recurso que queda…
Lo escribiré, y pretendo sino acabar con todo esto, aplacarlo en parte. Y pondré por escrito mi problema, que en un principio, asustado, pensé sería un trastorno mental, concluyo ahora que es sino el costo de estar conciente; es el costo de haberme preguntado por aquello que de verdad es “relevante”. Y en una entrada anterior lo repasé un poco, pero no a cabalidad; y no con la intensidad y el miedo de ahora, que está volviendo todo más dificil, pues creo que estoy a un paso de las temidas crisis de pánico.

Según mi psicólogo, síntomas depresivos y un estrés constante y agoviante. Según yo, el precio de pensar. El precio de haber querido comprender todo. El costo por intentar saber más. Y no fue sino hace uno o dos meses que sufrí este quiebre espantoso; donde lo real y lo temporal se confundieron en la nada, y me dejaron tan desorientado como dejan las tormentas a los barcos (se me ocurrió ese ejemplo en el instante, no sé que tan bueno sea). Y asi fui empeorando. Comencé cuestionando timidamente las cosas, lo real, el tiempo, el amor… etc… En teoría era capaz de hablar sobre cualquier variante de estos temas tan amplios… Pero hace un par de meses que sólo he sobrevivido; y no he vivido. Pues comencé a sentir los síntomas de estos pensamientos, con cansancios irracionales, ataduras invisibles, y dolores de cabeza infinitos, sumados a fiebres y mareos ilusorios y un malestar en el pecho que me mantiene rígido y congelado. Es la sensación mas horrenda que he sentido alguna vez.

Cada mañana, se me hace una odisea levantarme. Y un sueño infernal atenta incesantemente. Como si durmiendo fuera a sanarme… pero no. Porque se hacen eternos los días, y sólo espero a que termine el día para que luego empiece otro… es cansador; porque no acaba.

Y mientras me duelen los días, y sus desgracias y fracasos, no soporto el tiempo que me deja tan intranquilo… Se esfuma, y a la vez se hace eterno.

Se vuelve todo irreversible, y las agoviantes tareas sólo empeoran las cosas… Porque he llegado a comprender que de una forma u otra, llegamos todos al mismo final, y se me hace tan irracional que la gente se esfuerce por vanalidades, que no logro comprender…

A veces sueño con ese auto que siempre quise, con esa ropa, con ese resultado de mi esfuerzo que sería lograr ser bueno en algo… Pero me doy cuenta que no cambiaría mucho. Y quizás lo que podría cambiar en parte este infierno, y que tal vez lograría echar por tierra lo racional (hablo del incondicional “amor”), ése, se burla una y otra vez, dejandome mas solitario que en un principio; porque en un principio me agradaba estar solo… meditando sobre estas cosas (sin realmente comprenderlas), pero ahora es distinto, lo vivo.

Y en momentos como éste desearía ser más ingenuo, más ignorante… y no tener que preguntarme estas cosas sin respuesta; poder vivir dormido como antes… Pero no lo entiendo, se pasa el tiempo y se agrava más mi malestar…

Pasan los días, y las fechas, y las horas… y no sé cuando acabará todo; ¿pero será pronto?

Me di cuenta que el único tiempo real es el presente… pero se nos escapa, y se vuelve nada

Me di cuenta que la gente ya no cree en nada, y no le preocupa. Sólo están ahí… como zombies… y no saben porqué están aquí… Sólo saben que tienen que perseguir metas inútiles, como ganar más dinero, consumir más bienes, desperdiciar y desperdiciar… ¿Y no será que yo mismo desperdicio tiempo?

¿Y cuál es la diferencia entonces, entre hacer y no hacer? Porque vamos a parar donde mismo… a esa muerte inevitable, para algunos libertadora, pero desconocida para los que vivimos en este mundo… Ya no sé que pensar, porque tampoco me quedan energías…

Alguna vez pensé que perdí la voluntad de vivir. Que perdí lo que me hacia seguir en pie. Y tal vez sea asi… Porque al fin y al cabo no es mucho lo que sé… Sé algo de historia, de las reglas del lenguaje, sé algo de filosofía, algo de poesía (pocas cosas de cada una sin embargo) y aún así nada de esto logró jamás dar respuesta a alguna de las preguntas que retumban en mi mente… Y lo único que parecía responder todo esto, fue Dios, esa palabra tan compleja… que hoy mantengo en mi mente a pesar de todo, pero que ya no sé si seguir o no… Porque la idea de que sufriendo y muriendo en vida obtendré recompensas luego no me parece tan razonable, si las ideas suicidas persisten en cada momento, y el dolor ofusca la fe que debo tener… Lo encuentro todo absurdo… incluso mis recuerdos, incluso el tener que escribir esto que llamé “Manifiesto final del prisionero mental” en honor a la metáfora empleada por mi sicólogo cuando me dice en las sesiones que soy un hombre gris y que soy prisionero… y claro que lo soy, pero no sé de que forma huir; si el amor me da la espalda, también mi mente, también el tiempo, y yo mismo no encuentro el modo ni el remedio para este infierno en vida…

Me duele ver que al parecer soy un hombre cada vez mas sólo, pero que tampoco puede entregar más al medio (amigos, familia, compañeros…), porque me enjaulan estas sensaciones malditas de no entender nada y de sentirme fuera de todo… (y aunque no tenga que ver este comentario con el hilo de lo que escribo), maldigo al transporte público, porque alimenta mi enajenación mental y ayuda a mi desesperación…

No sé si esto sea lo último que escribo; pero si será lo más completo que alguna vez he logrado concebir… Porque si no fuera por ese quiebre endemoniado que cambió mi forma de ver todo, tal vez estaría enfocado a seguir una existencia común y corriente, y no esta anormalidad que no me deja vivir tranquilo.

Si Dios aún se acuerda de mi, que me ayude urgentemente… Porque no puedo más…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: