A mi destinataria

Me voy, me voy para no volver.
Me voy lejos, y a la distancia,
tu abrazo, conmigo en el recuerdo.
Tus finas manos parezco ver.

En el ocaso me he marchado,
y tus palabras mancharon
mi sentir con un tinte delicado,
trastornado por tu aroma al recordar.

Aquellos pasos por el pasillo
que aun parezco escuchar,
aquel canto tuyo al alba,
que me despertaron ayer.

Aquella sonrisa amigable,
que me invitaba a explorar
aquellos pasajes profundos
de la fe; que te han conmovido.

Recuerdo, tu mirada pálida al aceptar
aquellos retos que eran por mi,
cuando por omisión erré,
cuando en silencio te extrañé.

Me llevo en mi equipaje
los suspiros que son por ti,
y sin decirte expresamente
que me has quitado el sueño…

…Suelo escribir verdades, cuando aún estoy despierto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: