Vagabundo

En mi sensibilidad te encontré, amigo, y me detuve a verte.

Grabé tu imagen en mi pupila, y conmigo la traje a este rincón.

Estos versos son para ti,  peludo luchador.

-0-

Por los paseos caminante despreocupado,

errante, algo sucio, pequeño valiente,

atascado entre la multitud y echado,

a los pies del mundo con tu sangre ardiente.

Tus garras corrían por el pelaje cobrizo

que abriga la nostalgia de no tener padre

ni madre. No los has visto.

Quizas ni te falten.

Pero en aquel camino por el cual me viste

me detuve a verte tan solo un instante

contemplar tu simpleza canina

tu inocencia palpable.

Y tus ojos decían que era preocupante

como el tránsito molestaba tu siesta

en aquel calor tan insoportable

mientras tomaba aquella foto que por ti hoy habla

que da testimonio de esto, tu vida.

Simpleza, armonía

inocencia y valentía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: