Lápiz/Silueta

El día a día y su rutina se han vuelto tan predecibles
despertar, comer, y lanzarse al escritorio -luego-
y escribir un par de frases que me envuelvan -lejos-
-Atrapado en esta droga escribo con altos decibeles-

Mis pupilas dilatadas,
mis dedos secos,
mi barba enroscada y larga,
-no sé que esto-
Aguantar vivir como un poeta infame.
Dame todo lo que necesito, dame
tus caricias, tu silueta
desnuda, y que recorran tu cintura mis manos,
firmes y dime si no te gustan estos toques
ardientes, sublimes, carnales.
-nuevamente nos imagino-

La noche que me enloquece,
tus ropas me enloquecen cuando caen
en el suelo y lo adornan y tu vienes conmigo
seré tu amigo o tu amante -como quieras-
Pero por mientras, seguiré creando frases inexistentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: