Dos pueden jugar el mismo juego

Aqui me tienes, desaliñado.
Me tienes, no me tienes.
Me piensas, te pienso,
me quieres, no me quieres.

Escribiré algo derechamente malo, por el placer de no complacerte.

“Dos podemos jugar el mismo juego”, recuerdo.
Y escribo un par de cosas en mi mano izquierda,
para no olvidarlas.

(No existes)
(¿Amigos para qué?)

Mi pelo largo y desordenado y mi barba aún me molestan,
pero aqui me tienes.
¿Me quieres?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: