14 de Agosto

Se hacían compañía como otros días. El viento soplaba débilmente, pero era otro el viento que realmente importaba, era otra la brisa.

-¿Qué somos?-dijo.

-¿Qué somos…?-dije, mientras la miraba.

-Si, quiero saberlo. No pienses que es por mero capricho femenino, es porque quiero saberlo.-me explicó.

-¿Qué quisieras tú que fueramos?-pregunté.

-Tú sabes… sabes bien.-dijo algo insegura.

Y le dije:-Bueno, pues eso somos; ¿no te habías dado cuenta?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: