Mi duda razonable

Cuando comienzo a dudar de esto, simplemente salgo a dar una vuelta. Soy testigo de miserias y alegrías, de sueños caminantes, de sueños muertos. De tanto soy testigo, y otro tanto querida, otro tanto soy protagonista de mis historias.

Y cuando siento el dolor taladreando por alguna escena estremecedora de mi pasado, comprendo que en mi humanidad eres todo lo que anhelo; comprendo que en mi nocturnidad y en mis pasajes lunares te pertenezco tan absurdamente… que despejo mi duda razonable, pero cuando hago esto, ¡ay de mi cuando hago esto, querida!, ¡Porque muero!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: