Recomenzar

Hace poco comencé mi día. Ha sido un despertar difícil. Pero hay algo… algo que me conmueve y que me motiva a cumplir con una encomienda. Algo que no podría describir con palabras, algo que solo se podría entender si tú, lector, lo sintieras también. Muchas veces nos sentimos desalentados, débiles, pero hay alguien que está dispuesto a darnos socorro incondicionalmente. ¿Le conoces?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: