300 segundos

Nunca estuve dispuesto a tanto…

¡Este golpe será tan, tan fuerte!

Quizás mis decisiones rayan en lo infantil, lo sé.

Pero, ¿me cedes esta pieza?

no hay otra, no habrá otra.

Escucha el ruido del vinilo, y como nos reímos nerviosos.

No lo hago tan mal, ¿no crees?

Después de todo soy poeta, no bailarín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: