16:04 pm

Fue por un momento que se mostró el Sol.

 

Autoinferirme emociones… sentimientos…

Entreno mis pensamientos, ¿pero el alma?

¿Quién conoce el peso de las verdades?

¿Quién ha seguido el paso infructuoso de la maldad?

 

Se me ha perdido la poesía,

¿Dónde la dejé tirada?

Como en trance he caminado, obstinado

a encontrarla de nuevo y tomarle las manos

besarle hasta el espíritu para robarle versos húmedos

de sus labios tibios…

 

¿Quién te encontrará, Poesía?

¿Quién es el insolente? [o valiente]

No sé en que lecho has dormido, Poesía infiel,

pero te busco por la ciudad… ¡Cómo un loco te busco!

 

Una pista aunque sea dame,

algo tuyo dame, Poesía ingrata,

que tus migajas me congojan,

podría escribirte hasta el alba,

p o e s í a  q u e r i d a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: