Loccerua

Suave susurro escuchado y temido

es tu poder desolador

como el tuyo solo

Que trémulo mi pensar ahora

enfurece mis latidos

y lobo soy, cazar quiero.

 

Delicados celos enloquecedores

¿qué pasó en mi pecho que ha ennegrecido?

asfixiar quiero al obstáculo

y sus párpados húmedos y carmesí por mis dedos cerrados

por siempre dormiten en soledad.

 

Padre razón, ¿por qué me has abandonado?

me he arrojado al exilio personal

del olvido

con mis pesares por equipaje

y en el pecho aún palpitando el herido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: