Juez y parte

Hoy tuve la oportunidad de disfrutar de una obra maestra del cine, la película “Se7en” (traducida al español como “Los siete pecados capitales”), película de David Fincher de 1995, protagonizada por Brad Pitt, Morgan Freeman y el talentosísimo actor Kevin Spacey (quien de paso reciba toda mi admiración, ya que ha aparecido en otras películas como “The Usual Suspects” y “American Beauty”). Esta película sin duda me ha dejado en shock, pero en un shock agradable, de esos que te hacen reflexionar respecto a lo que sucede a nuestro alrededor nuestro, a nuestra vida en sociedad, y es que no es para menos si se trata de una historia tan bien articulada y con una trama tejida con tal precisión que incluso a la mente más brillante no dejaría de asombrar.

Usando como argumento un tema que ha trascendido a lo largo de la historia, como son los siete pecados capitales, el asesino John Doe (caracterizado por Kevin Spacey) organiza un plan maestro para adoctrinar a la sociedad de consumo de los años ’90, sumida en un sistema opresor, idiotizante, y concentrada en lo banal en demasía, para “darles con un mazo” (como asegura John Doe en la propia película) y despertarlos acerca de lo que sus vidas realmente significan, algo así como un mesías moderno que viene a romper paradigmas y concientizar.

Sin embargo, y para no entrar en tanto detalle sobre la película, quisiera precisar en un punto que me parece fundamental; y es observar como el ser humano, en este caso el asesino, pretende ser juez y parte de lo que para él es injusto. Recurriendo a la religión, o mejor dicho, a una creencia distorsionada de una visión cristiana de la vida, el ser humano en términos generales ha matado, torturado y juzgado según lo que para él es correcto, lo que para él es “bueno” o “malo”. Sin ir más lejos, históricamente tenemos el caso de la inquisición, el holocausto judío, o un ejemplo más cotidiano, el racismo. Y es que aunque varían en intensidad todos aquellos juicios sobre lo bueno o lo malo, o lo correcto o incorrecto para una sociedad, todos poseen un ingrediente común; el anhelo de ser juez y parte, ostentar la capacidad de juzgar en desmedro de otro sin considerarnos a nosotros mismos y lo que es peor, aprovechándonos del poder que podamos ostentar en determinados casos para hacer lo que “creemos” justo. Caso similar observo hoy en día en parte de la comunidad evangélica, que a pesar de que merece todo mi respeto, abunda en ejemplos de personas legalistas que más que construir y contribuir en el correcto desarrollo del ser humano (para su dogma) termina finalmente juzgando por cosas triviales, como el largo del cabello, la ropa, etc., sin ir a lo esencial de cada caso y obviando, además, el correcto proceder de un creyente del cristianismo en cuanto a predicar su doctrina, es decir, una total contradicción.

Es necesario que de una vez por todas podamos ser conscientes de que es imposible ser juez y parte de cualquier proceso, algo que es imprescindible para el derecho; imparcialidad e independencia para poder juzgar en forma correcta cuando se necesita; un principio que debe ser asimilado para un correcto desarrollo social si es que no deseamos pervertir y/o destruirnos como día a día lo hacemos. Al mismo tiempo, y por qué no, ser capaces de reconocer las manchas de nuestro vestido, poder ver en cada uno su pecado capital sin necesidad de asesinos redentores que usurpan y usan nombre de Dios para matar sin piedad.

Anuncios

Un pensamiento en “Juez y parte

  1. Ford dice:

    Er Pahsismo es más que una religión.
    Es juez, parte y tribunal.
    Tanto así que te revela la necesidad de ser columnista la que acatas sin problemas. IAAAW

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: