Con sigilo levántate en medio de la noche para escribirle a tu amada.

Escríbele con el corazón palpitante en el puño, y las lágrimas ardiendo de alegría tan solo por pensarla.

Figúrate que como tu amor no existe ni existirá otro igual; porque es así.

Entrega.

Entrega y entrega, porque entregar alimenta el alma.

Escribe, porque las palabras incendian las más brillantes ideas, virtudes, amores y pasiones.

Y el verbo se hizo carne…

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: