Milagro

Hoy ha ocurrido algo especial, e inesperado. Una conversación sincera y real con un amigo fue la primera piedra para una nueva forma de enfrentar una situación muy compleja.
A veces pareciera que hay cosas que jamás se solucionarán, o al menos no en breve. Los tiempos de Dios suelen ser muy distintos a los de uno mismo, y en verdad hoy ha sido una voluntad sobrehumana la que se mostró vehementemente, y contra todo pronóstico. Un encuentro en la ciudad fue la instancia perfecta para poder alcanzar mi propia redención.
Lejos de las consecuencias de los errores que uno comete, que sin duda debe afrontarlos, existe una carga inmensa a nivel emocional y espiritual cuando hay cabos sueltos y sentimientos encontrados. Elegí enfrentar la consecuencia de mis actos como hombre, y ya no como niño. He sido liberado de una pena y una carga inmensa, muchísimo antes de lo que esperé, para poder comenzar cuanto antes un camino distinto que el que las huellas de mis botas iban dejando hacia un oeste infinito.

Quiero que las cosas ahora sean según lo que tú quieras para mí. No hay más sufrimiento ni culpa para mí, y por eso sonrío sinceramente y con una esperanza encendida como una jovial llama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: