Tener ese lugar donde siempre podía volver, es lo que añoro en días así; pero lo que sigue al acto es la consecuencia, y aquí estamos en la baticueva de nuevo, con el último cigarro, un poco de bebida, y música que me ayuda a luchar con la frustración que yo mismo empujé. Cambio y fuera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: