Parte VIII – El caos ordenado

Estaba todo orquestado. Una felicidad demasiado buena para ser verdadera. Desilusión. Confusión. La sombra era engañosa y vengativa. Todo terminó en la pérdida de mis brazos y mi mundo. Su indiferencia reina hasta el presente. Nuevamente el ángel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: