Preludio

Ya están trazadas las líneas de mis brazos donde se escriben las últimas palabras. Se abren las cañerías y se empieza a regar todo de tinta roja. Mareo y jaqueca, viene el sueño. La orquesta afina sus instrumentos y comienza el preludio del réquiem.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: