Mi estadía, ahora, es en las ruinas circulares. Atesoro un sueño de forma suave, alegre, bailarina e inquieta. No suelta mi mano en ningún momento del día, y soñamos juntos, dentro de mi sueño, esa otra realidad, la surrealidad, donde no hay abandono ni temor a mi perdón. Las ruinas circulares son mi hogar, porque es el único lugar donde te puedo encontrar siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: