Luego de cada pérdida
trozo a trozo mi figura cambiaba
mi sonrisa no era la misma
ni mi mirada

Y cada novia se llevó también un trozo mío
algunas trozos más grandes
otras solo trazas
pero me fui desfragmentando

Y me volví un hombre quebrantado
con dos hijos que no vieron la luz del día
los brazos llenos de cicatrices
de cortes que siguen sangrando a diario
que recuerdan el suicidio inminente
que amenaza a diario

Me miro al espejo y pienso: “Que fracaso”
y el abrazo de mis perros
es el momento más emocional de mi tarde
cuando me acompaño de cigarros
y una bebida

Y espero que pase luego el tiempo
porque no quiero enfrentarme al presente
de una novia que no tiene tiempo
de unos padres que no me perdonarán haber fallado
de tener el alma rota y no saber repararla
ni aún siendo el mejor reparador de cosas que he conocido

Tengo miedo, y mi pena
silenciosa y convincente
me hace abrazar el beso pálido
de morir pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: