Terra Nova

Al cerrar mis ojos me di cuenta que echaba a correr mi esperanza de nuevo, en un frenesí netamente cardíaco y quizás sin sustento. Sin embargo, me parecía más real que muchos de los días grises a los que estaba acostumbrado. Al abrir mis ojos me daba cuenta que mi energía volvía, a causa de la fantasía, pero con un efecto real. Mi consciencia se sacudía del sueño lúgubre del desamor para darse una nueva oportunidad de avance concreto. El riesgo y la ruina son primas-hermanas, pero la directriz del alma nace de la voluntad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: